Las horas de mi cama





Tropezar con infinidad de 
ombligos hasta encontrarte 
en el lugar donde se estremece
la inocencia. 

Ser el artista de tu inmoralidad
y relatarte impúdica en mi lienzo.

Descubrirte entre las horas de mi 
cama y atraparte en mi tiempo. 

Mirarte con los ojos congelados y
confinar tu cuerpo en mi memoria.

Lacerar tu alma desde mi pena 
hundida y llorar tu ausencia en
el techo. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

So(éra)mos

Santa

Terrorismo interno