Entradas

Mostrando entradas de abril, 2013

Alguien muere

Alguien grita bajo el vaivén de un madero verduguil vestido de justicia. Alguien grita y sangra frente la punta de acero, redentor de sueños, azote de libertades.  Alguien grita, sangra y muere con el  regusto amargo del plomo  en su boca. Con uñas negras, ojos  brillantes y alma pura carmesí.  Alguien  muere hoy por querer ver y no  que le muestren.

Calle

Calle de frágil inocencia, que amenazas agrietada.
Rumor chivato de portales. Escondite de besos fraguados en llanto.
Calle de palique al sol, de trifulca en sombras.
Sabes a menta, a jazmín, a sueños rotos.
Tus entrañas de cemento amparo de secretos y tus ojos los ventanales, testigos de mi historia.

Ausencia

Tiemblo asomado al vacío de tu cuerpo. Cruel abismo paraliza mis sentidos.
Agotado por el peso del deseo. Deseo azotante, castigo de la distancia.
Infinita quimera entorpece mi vivir. Me quema tu fría indiferencia.
Respiro en tu aliento.  Muero en tu sombra.

Desde aquí

No temas mi princesa, que esta mundana muerte no llamará a la lejanía.
Que yo vivo en tu recuerdo, y camino en tus pasos.
Y aunque este tardío viajar marchite mis caricias, quedaré latente perpetuo en tu senda.
No temas mi princesa, que desde el azul de tu cielo, seguiré escribiendo nuestra historia.