Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

El aleteo previo

Imagen
Es tan bonita cuando sueña que el dormir duele. Yo sólo quiero estar despierto cuando cierre los ojos para llevar la cuenta  de sus últimos parpadeos, y después contar nuestra  historia con las veces que bajó las pestañas  antes de volar.  Como medir la vida de las mariposas por su  aleteo. Y ser el vigía onírico que aleje las pesadillas  de su frente. El que le alegre las horas despiertas para  que no tenga miedo a soñar.

¡Danger!: Evangelized area

Imagen
La sangre volvió al río, las ranas a la charca y las heridas cicatrizaron junto al resto de plagas que cayeron sobre Egipto, quedando, sin embargo, la más cruel y perdurable de todas: la mentira. Esta plaga se extendió más allá del Nilo, alcanzando la más remota esquina, el más remoto resquicio de raciocinio. Una mentira que se reprodujo a su imagen y semejanza en otras muchas mentiras más. Que guetificó el nuevo mundo y nos hizo levantar muros para protegernos de la mentira vecina. Que nos hizo cruzar inmensos mares y cordilleras imposibles, con la única misión de convencer a otros de nuestras mentiras, aunque fuera a punta de lanza. Hoy, esa mentira, que se alimentó y creció, como cualquier epidemia, aprovechando la debilidad, desconocimiento y precariedad de los pueblos, sigue infectando y matando. Se creó un virus y su antídoto, y son demasiados los afectados. Un virus que guarda su cura en el desaprendimiento, la reeducación y revaloración. Un virus que termina donde empieza nues…

Me quedaré

Imagen
Cae la media noche, sin pedir permiso,  y derrama secretos de alcoba por calles de pillos y putas. Cae, con ella, la lluvia  que limpia la mierda y los estragos de las malas compañías, como un vaso de  ginebra limpia conciencias y engrasa las mentes. Me quedaré, y me salvarás de la  lluvia y la ginebra. De perder con ella el recuerdo de tus uñas dibujando gloria en mi espalda.  De caer en el vacío de una cama desecha y un corazón de títere con las cuerdas  quemadas por el sol, y hueco de aplausos. Márchate, y me verás arder.