Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

El cielo no es para mí

Imagen
Si me empujas a este punto, a tu lado pierdo el rumbo y me empiezo a disparar. Y en tus besos me derrumbo, trazo el cielo, me hago un nudo, cuando empieza a clarear. Tengo un perro en la garganta, que si te desnudas ladra, y no lo puedo callar. Como un pájaro, cuando el  alba, se despierta entre sus patas y le arranca su cantar. Virgencita María, que no  existe el día que a su cuerpo yo perdía las ganas de tocar. Que si la veo peco, y en el cielo ya na hay hueco para tipos como yo.

Del barro

Imagen
De niño aprendí a esquivar las hostias que otros lanzaban, y a zurcir heridas con hilo de acero. A que las sotanas doradas de los hijos predilectos  escondían más secretos que piel y  que el cuerpo de cristo no era más  que una insulsa falacia. Aprendí que las editoriales no marcaban destinos y que no hay atractivo en historias  veraces. Abandoné manadas cuando se volvieron rebaños, dejando la marca de mis pezuñas en el asfalto. Escogí volar a ras del barro y así evitar nubes en forma de piedra. Tantas  veces me embarré, como lágrimas lavaron mis manchas. Y aunque no queden barrizales sin mis llantos, siempre habrá una ciénaga donde  acunarme. Prefiero los charcos a los barcos y los grillos a los pillos. Quédate con tus vigas de mentira y deja que malgaste mi vida entre el romero.

Días sin luz

Imagen
Despierto, en un cama fría  de acero, el humo deja escarcha  en el suelo, creo que me he  vuelto a perder. Te veo,  entre la niebla juras, te espero,  tras  una luna opaca, no puedo,  respiro y me da por toser.  Y de una rosa haré una hoguera blanca sólo con  sus hojas, pa' calentar mi alma  si tú no me tocas, creo que me he vuelto a perder.  Y con su espina haré una lanza seca  pa' matar los días en los que el demonio venga,  no encuentro la salida,  creo que me he vuelto a perder.

Amor en la tierra

Imagen
Un puñado de nervios viajando entre hierros y un corazón de cristal esperando entre  andenes y pisadas. Te veo en las lágrimas  de despedida y las sonrisas de reencuentro. Y abro veredas entre sudores, buscando el pasaporte en tus brazos y un solo de besos al que rendirme. Mascando latidos, respirando pasos, empapando las prisas bajo la lluvia de cortesía y el rojo opresor de un semáforo. Y las ventanas empañadas encierran más suspiros que una puta en  enero. Cristales rajados por gotas caídas en batalla, guerra en el cielo. Animales sobre ruedas, amor en la tierra.

Te tengo

Imagen
Entremos hasta el pasillo de la madrugada y encendamos la luna con besos de pólvora. Que la frontera de tu cama me sabe a poco y yo quiero llevarte al cielo antes de que se encienda. Cúrame con saliva tus gemidos en mi espalda y que tu piel no permita que  mi cuerpo se evapore. 
Y mírame, que no quiero que te pierdas ni  un sólo segundo de este espectáculo llamado amarte.