El éxodo de los locos






Como dos peregrinos, sin origen ni destino.
Una historia virgen. Un libro en blanco.
Un camino que se reviste con cada paso.
Sin más equipaje que la incertidumbre
y la imprudencia. Sin la esperanza de
encontrar paraísos, ni verdes prados.
Sin héroes ni heroínas. Sin proezas ni
odiseas. Sin flores ni sortijas. Sólo dos
locos caminantes y un petate cargado

de posibles.

Comentarios

  1. Te llevo leyendo un tiempo y cada vez me va gustando más tu poesía. Este poema en concreto me ha encantado, me siento muy identificado ya que en más de una ocasión me he sentido peregrino sin sentido en su peregrinar. Muy bueno, de verdad.

    Por cierto, te invito a visitar mi espacio, también de poesía:
    http://elerrantetrovador.blogspot.com.es/

    ¡Un saludo!
    Pedro.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias! intento mejorar en cada uno de ellos. Me he pasado por tu blog y he encontrado algunos muy buenos, ¡enhorabuena!.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

So(éra)mos

Santa

Terrorismo interno