Me quedaré





Cae la media noche, sin pedir permiso,
 y derrama secretos de alcoba por calles
de pillos y putas. Cae, con ella, la lluvia
 que limpia la mierda y los estragos de las
malas compañías, como un vaso de
 ginebra limpia conciencias y engrasa las mentes.
Me quedaré, y me salvarás de la
 lluvia y la ginebra. De perder con ella el recuerdo
de tus uñas dibujando gloria en mi espalda.
 De caer en el vacío de una cama desecha
y un corazón de títere con las cuerdas
 quemadas por el sol, y hueco de aplausos.
Márchate, y me verás arder.

Comentarios

Entradas populares de este blog

So(éra)mos

Santa

Terrorismo interno