Mañana










Demasiados mañanas frente a los ahora. La perpetua guerra del después. El olvido del presente y la quimera del futuro. Mañana lo pienso, lo hago, lo empiezo, mañana te quiero. Hoy es pronto, precipitado, imprudente. Dejadme hoy, hoy no puedo, hoy no estoy preparado. Mañana, mañana sí. Mañana podré, querré, intentaré o no. No hay prisa, seguiremos aquí. No nos perderemos nada. Nos sobran horas, días, intentos. Nos espera la felicidad, la gloria, el amor, la eternidad. Vendrá a mí, porque me lo merezco, porque he sufrido, porque se me debe, porque soy una gran persona. No me presionéis, alentéis ni animéis. Aún hay tiempo…¿no?.

Comentarios

Entradas populares de este blog

So(éra)mos

Santa

Terrorismo interno