Bajando el telón




Respiro entrecortado en 
la escafandra de pantalla ahumada.
 Cómo quisiera verte vida
 envuelta de nuevo en celofán
e inocencia virgen.
 Respirarte toda
sin medirte el ancho.
¿Para qué parar cuando eres niño?.
Échame las riendas vida
que yo te pongo la silla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

So(éra)mos

Santa

Terrorismo interno