Una sombra sin cicatrices





He estado pensando en
coserme a mi sombra.
Empezar un zurcido en
el ombligo y no perderme
más en los callejones.
Y así me verás completo
sin luz de fondo que
 me señale. Pediré un
un trocito de hilo del
que le sobra al diablo
en el rabo y con un
punzón de mi espalda
cerraré la grieta entre
mi alma y yo. Que la
soledad que atormenta
al cordero por la noche
no salga nunca del prado
de inmundicia y hierba
seca donde pasta la
locura. Voy a coserte
a mi sombra, porque
voy a necesitar alas
cuando me duerma
…y temo rendirme en
sueños.

Comentarios

Entradas populares de este blog

So(éra)mos

Santa

Terrorismo interno