Primavera anónima





Qué sabe Marzo de nuestras
 andanzas, si cuando llegue
 no nos podrá mirar tras las cortinas.
Qué sabe la primavera de
 tus besos, si por solana me hice
dueño de tu ventana, y ya no
hay rumor que se aventure
 por tu cornisa. Qué sabe la
 vida de nosotros, si nació por
 sofoco y nunca es la misma.

Comentarios

Entradas populares de este blog

So(éra)mos

Santa

Terrorismo interno