Ying Yang Mind








Pensamientos. Tan absurdos, como perturbadores. Ideas. Tan dementes,
como arraigadas. Miedos. Tan inexplicables, como inolvidables.
Juicios. Tan viscerales, como incorrectos. Sensaciones. Tan irreales, 
como angustiosas. Corazones. Tan amados, como inseguros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

So(éra)mos

Santa

Terrorismo interno