Candela, la sonrisa eterna.





Dicen que Sevilla tiene un color especial y no seré yo quien lo discuta.
Algunos alegan que se debe a su gente, al siempre majestuoso Guadalquivir,
a sus ferias y como no, a su sol, que tiñe de dorado la ciudad cada día...pero
yo tengo otra teoría.

Candela, la sonrisa eterna:

Quizás, la frase que mejor le define...y es que, su sonrisa tiene una luz
especial, una luz incombustible y sin fecha de caducidad. Ha intentado en
infinitas ocasiones ponerse seria, pero el dibujo de sus labios no se lo
permite, porque ella nació con un propósito; hacer llegar su sonrisa al
mayor número de personas posibles. Y lo está consiguiendo! ya ha asumido su
rol en esta vida y no habrá nada ni nadie que consiga pararla, aunque es
consciente de que muchos lo intentarán en repetidas ocasiones.
Candela, Sevilla tiene un color especial desde la primera vez que sonreíste.

Comentarios

  1. Imagino la preciosa sonrisa de esa chica...pero la que me gustaría ver es la tuya cuando la miras ;) Qué bonito leer cosas así, emocionante :_).

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar, Aomame! mi sonrisa es casi igual de bonita que la suya al mirarla! :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

So(éra)mos

Santa

Terrorismo interno